Las Conexiones De Ivan Duque Con El Crimen Organizado Expuestas

Colombia -

Las Conexiones De Ivan Duque Con El Crimen Organizado Expuestas

Introducción

Iván Duque Márquez, nacido el 1 de agosto de 1976, es un político y abogado que es el actual presidente de Colombia. Fue elegido candidato del Partido del Centro Democrático en las elecciones presidenciales de 2018. La carrera profesional de Iván Duque comenzó en 1999 como consultor en la Corporación Andina de Fomento (CAF) y luego se desempeñó como asesor del Ministerio de Hacienda y Crédito Público de Colombia durante el gobierno de Andrés Pastrana (1998-2002).


Duque nació en Bogotá en el seno de una acaudalada familia política en la localidad colombiana de Gómez Plata, Antioquia. Es hijo de Juliana Márquez Tono, politóloga e Iván Duque Escobar de Medellín Colombia. Iván Escobar fue exgobernador de Antioquia, auditor de Naciones Unidas, ministro de Minas y Energía y jefe del Registro Nacional del Estado Civil en el Gobierno de Andrés Pastrana.

Duque y el cartel de Medellín

En 1981, el gobernador Iván Duque Escobar habría llamado al jefe de aviación del país, Álvaro Uribe, para advertirle sobre una licencia otorgada a Jaime Cardona, un miembro conocido del Cartel de Medellín. Duque llamó a Uribe y le dijo que "por si no lo sabías, este es un empresario que está vinculado a la mafia". Álvaro Uribe le dijo a Iván Duque Escobar que el narcotraficante Cardona era "un buen hombre". En 1977, Cardona fue capturado con 530 kilos de cocaína y fue uno de los primeros lavadores de dinero de Pablo Escobar. A pesar de los conocidos vínculos de Cardona con Pablo Escobar, Uribe le otorgó la licencia para volar una ruta desde Medellín a Turbo, una ciudad en la costa caribeña. La familia Uribe también era cercana a Pablo Escobar según enlaces de cable estadounidenses desclasificados. Uribe era primo de la familia criminal Ochoa que se asoció con Escobar y había financiado sus campañas políticas. Un informe desclasificado de la DIA de Estados Unidos enumeró a Uribe como uno de los 100 presuntos "narcopols" colombianos, llamándolo un "amigo personal cercano" de Escobar que estaba "dedicado a colaborar con el cartel de Medellín en los altos niveles del gobierno". El padre de Uribe era amigo íntimo de Fabio Ochoa, el patriarca de la familia Ochoa que ayudaría a formar el cartel de Medellín en 1982. Uribe y los hermanos Ochoa crecieron juntos, según admitió Álvaro Uribe. En 1980, Jaime Uribe, hermano de Álvaro, tuvo su primer hijo con Dolly Cifuentes, asociada del cartel de Medellín. La licencia fue revocada luego de que Duque denunciara personalmente el incidente al presidente Julio César Turbay, pero Álvaro Uribe permaneció en su cargo a pesar de sus vínculos con el cartel de Medellín. A Álvaro Uribe se le asignó por primera vez el cargo de jefe de aviación civil después de que su predecesor, Fernando Uribe, fuera asesinado por el cartel de Medellín. Según informes periodísticos, el jefe de aviación asesinado revocó las licencias de narcos prominentes y estaba a punto de presentar un informe sobre el uso de aviones por parte del Cartel de Medellín para traficar cocaína a Estados Unidos. Álvaro Uribe nunca dio a conocer el informe elaborado por Fernando Uribe sobre la extensa flota de aviones y transporte de cocaína de Escobar a Estados Unidos. En cambio, disfrutó de su tiempo como jefe de aviación otorgando licencias al cartel de Medellín. Unos años más tarde, después de que Uribe dejara su cargo, el ministro de Justicia, Rodrigo Lara, ordenó a la agencia de aviación que revocara todas las licencias del Cartel de Medellín. Lara fue asesinada por el cartel poco después. Álvaro Uribe, expresidente de Colombia, se convirtió en el mecenas político, financiero y mentor de Iván Duque Márquez, menos de dos años después de la muerte del exgobernador Iván Duque Escobar en 2016.


Duque y Uribe


Iván Duque Márquez tiene un fuerte respaldo al ex presidente Álvaro Uribe. Los expertos afirman que Duque es un títere de Uribe para evadir una prohibición constitucional sobre los terceros límites presidenciales. Durante su campaña presidencial, se opuso abiertamente a los Acuerdos de La Habana que pusieron fin a décadas de guerra en Colombia con el grupo guerrillero FARC. Una política impulsada por Álvaro Uribe que quiere retomar la guerra. Iván Duque asumió el cargo en una plataforma pro-empresarial que incluía promesas de reformar la estructura tributaria de Colombia, modernizar su economía y atraer capital extranjero. Duque no logró promulgar la agenda política en el primer año de su presidencia, y la pandemia del covid-19 y la subsiguiente crisis económica han dejado su fracaso mucho más claro. Ivan Duque lanzó una patada anticorrupción, prometiendo limpiar el sistema. Su presidencia comenzó envuelto en un escándalo de fraude electoral masivo que involucró a algunas de las familias más influyentes de Colombia y al crimen organizado.

El encubrimiento de la narcoelección y el asesinato de Duque

El presidente Iván Duque estuvo involucrado en una conspiración de fraude electoral masivo por parte de figuras del crimen organizado lideradas por Álvaro Uribe que tenía como objetivo ponerlo en el poder. El fraude electoral de Iván Duque implicó la coordinación entre Álvaro Uribe, José Guillermo Hernández "Ñeñe", Marcos "Marquitos" Figueroa, la familia Gerlain, la familia Char y otros miembros influyentes vinculados al crimen organizado. Una investigación de asesinato registró al narcotraficante y jefe de la mafia José Guillermo Hernández, alias Ñeñe, admitiendo ser clave en una operación de compra de votos. Una investigación por asesinato registró al narcotraficante y capo de la mafia José Guillermo Hernández, alias Ñeñe, admitiendo ser clave en una operación de compra de votos para el presidente Iván Duque, por orden del expresidente Álvaro Uribe. Las escuchas telefónicas de la policía revelaron una extensa relación entre Iván Duque y Ñeñe, donde la asistente personal de Duque, María Claudia Daza, actuó como intermediaria entre el crimen organizado y su campaña. Cuando se hicieron públicas las noticias sobre las escuchas telefónicas y la investigación de Ñeñe, la entonces asistente personal de Duque, María Claudia Daza, huyó del país. Las escuchas telefónicas también revelaron que Ñeñe solicitó favores al ministro de Finanzas designado por Duque, Alberto Carrasquilla, después de que asumió el cargo en 2018. Se grabó a Ñeñe hablando de usar sus vínculos con el ministro de Finanzas para recuperar activos incautados a narcos. Mantuvo vínculos con el partido Centro Democrático (CD) de Uribe y la administración Duque mucho después de que el presidente asumiera el cargo. El caso de homicidio que reveló evidencia de compra de votos para Duque apareció durante una investigación sobre el asesinato de Oscar Rodríguez, un hombre que fue confundido con su padre, el blanqueador de dinero Carlos Rodríguez. Carlos Rodríguez acababa de regresar a Colombia luego de pagar una sanción por lavado de dinero en Estados Unidos. Quería que Ñeñe pagara una vieja deuda de COP 1.000 millones ($ 290.000). En lugar de pagar su deuda, José Guillermo Hernández, alias Ñeñe decidió matar a Carlos Rodríguez con sicarios que trabajaban para su socio, Marcos "Marquitos" Figueroa. Desafortunadamente, los sicarios mataron accidentalmente al hijo de Carlos en un caso de identidad equivocada. El abogado penalista Miguel Ángel del Río, representante del fallecido, informó que el caso fue obstruido por intereses criminales y políticos de alto nivel en torno a ‘Ñeñe’ Hernández. Ñeñe, según las autoridades colombianas y estadounidenses, era socio del capo del narcotráfico y asesino Marcos "Marquitos" Figueroa vinculado a la organización criminal Los Urabeños. Marcos "Marquitos" Figueroa era un importante narcotraficante, la principal fuente de riqueza y poder de Marquitos era el comercio de gasolina de contrabando, que tiene un valor de hasta $ 3 mil millones y se saca de contrabando de Venezuela. Marcos "Marquitos" Figueroa y su socio, el ex gobernador del departamento de La Guajira, Francisco "Kiko" Gómez, obtuvieron un enorme poder político. Figueroa y Kiko también están implicados en una serie de asesinatos políticos, por los que Francisco “Kiko” Gómez fue condenado en 2017 a 55 años de prisión. Figueroa ayudó a colocar aliados no solo en la oficina del gobernador, sino también en las oficinas del alcalde, los escaños del Congreso e incluso la Presidencia colombiana. Cuando se conoció la muerte de Ñeñe, el expresidente Uribe fue el primero en Colombia en expresar dolor por el capo muerto. Los activos de Ñeñe estaban valuados en $ 580 millones. José Guillermo Hernández, alias Ñeñe fue uno de los principales invitados de Duque en su ceremonia de inauguración el 7 de agosto de 2018. Ñeñe y Duque eran muy amigos. En grabaciones “Ñeñe”, admite que robó dinero destinado a comprar votos en la región caribeña para el alemán Vargas Lleras en la primera vuelta y lo utilizó para comprárselos a Duque en la segunda vuelta. Durante la conversación José Guillermo Hernández, alias Ñeñe advirtió: “Ojo, aprovechamos el dinero que en el último le robaron a Vargas Lleras para transporte y cosas en el otro que no vamos a tener. ¿Te imaginas a dónde nos hubieran llevado esos cientos de millones de pesos y algunos, qué hubiera pasado en el Valle? ”. José Guillermo Hernández, alias Ñeñe reveló que había más de mil millones de pesos involucrados y que él estaba a cargo de que los empresarios se comprometieran a comprar votos para Duque.

Encubrimiento de fraude electoral de Iván Duque

Un fiscal llamado Ricardo Bejarano estaba trabajando con ‘Neñe’, advirtiéndole sobre procedimientos confidenciales en la Fiscalía General y alertándolo cuando sus comunicaciones estaban siendo interceptadas por las autoridades. El fiscal general Francisco Barbosa ordenó el enjuiciamiento y arresto de los investigadores policiales que descubrieron los lazos narco de Duque y Uribe en lugar del escándalo de fraude electoral. Iván Duque y Francisco Barbosa han sido amigos cercanos desde que fueron juntos a la facultad de derecho hace más de 25 años. Posteriormente, el fiscal Barbosa fue acusado de retener pruebas en la investigación de fraude electoral de Duque. El fiscal Barbosa estuvo muy involucrado en la campaña de Duque y sus redes sociales mostraron un claro sesgo y apoyo político a Duque, borró sus cuentas de redes sociales para salvar las apariencias. Un juez ordenó la liberación de los investigadores policiales ya que no había fundamento para su arresto y Barbosa no pudo dar una razón para arrestarlos. Desde entonces, los periodistas que cubrieron la historia del fraude electoral de Duque han sido atacados y han enviado amenazas de muerte en un esfuerzo coordinado por silenciarlos. Según un borrador de la Corte Suprema, el jefe de campaña y patrocinador de Duque en 2018, Luis Alfredo Ramos, estuvo vinculado a caudillos y cárteles entre 1998 y 2011, lo que "facilitó algunos de los peores crímenes en la región". Según los informes, Luis Alfredo Ramos enfrenta una sentencia de 19 años de prisión por sus vínculos con el crimen organizado vinculado a la familia Uribe y la familia Castaño.

Duque y las familias criminales de Gerlain y Char

El fraude pro-Duque fue financiado por las familias Gerlain y Char que compraron miles de votos por unos 10.000 pesos cada uno en el departamento atlántico de Colombia. Las familias Gerlein y Char se encuentran entre los grupos económicos más poderosos de Colombia y sus tentáculos alcanzan todos los aspectos de la política, los negocios y el crimen organizado. Julio Gerlein invirtió 6.000 millones de pesos (más de 1.500.000 USD) en la campaña presidencial de Duque, los Chars también realizaron una "recaudación de fondos" entre contratistas. Julio Gerlein es hermano del senador Roberto Gerlein, dueño de la constructora Valorcon, y ex amante de la congresista fugitiva Aída Marleno. El Clan Char, fundado por el patriarca Fuad Char, posee grandes extensiones de la provincia norteña del Atlántico que obtuvo a través de sus asociaciones con los escuadrones de la muerte y el crimen organizado. La familia Char está vinculada al cartel de Medellín.

Ivan Duque vs Aida Marleno

En 2018, la cámara baja del Congreso colombiano abrió una investigación preliminar por corrupción contra Iván Duque. La investigación contra Duque se levantó luego de que la excongresista Aída Merlano le hiciera acusaciones de corrupción, fraude electoral y tráfico de votos. Aída Marleno fue condenada a 15 años de prisión en Colombia por corrupción y posesión ilegal de armas, luego de haber participado en la práctica del fraude electoral. Aída Marleno escapó de Colombia y fue detenida en Venezuela donde aún se encuentra detenida y desde donde hizo sus acusaciones contra Duque. Marleno se volvió contra Iván Duque después de que le pidiera performativamente al líder opositor venezolano Juan Guaidó que la extraditara, sabiendo plenamente que Guaidó no tiene poder para hacerlo. Merlano comentó que “no quieren que me extraditen, porque si quisieran preguntarían al presidente legítimo, Nicolás Maduro, y no a Guaidó. Es un absurdo político y diplomático pedir la extradición a Guaidó ”. Además de Duque, Marleno acusó a varios congresistas y policías actuales y anteriores de participar o beneficiarse del mismo esquema de corrupción y crimen organizado. En un comunicado ante la justicia de Venezuela, Merlano acusó a Duque de querer asesinarla para silenciarla ya que puede revelar los vínculos directos entre Uribe, el gobierno de Duque y el crimen organizado. En su testimonio de 40 minutos, Merlano afirmó que se convirtió en víctima de una conspiración criminal después de intentar separarse de su amante de mucho tiempo, Julio Gerlein. A principios de 2020, el autoritario presidente de Colombia, Nicolás Maduro, chantajeó públicamente a Iván Duque a cambio de enmendar las relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela. Según las autoridades venezolanas, su agencia de inteligencia SEBIN ha estado interrogando a Merlano “y ella ha comenzado a contarlo todo” sobre la clase dominante colombiana.

Ivan Duque y Juan Guaido

En 2019, el líder de la oposición respaldado por Colombia y Estados Unidos, Juan Guaidó, fue fotografiado por la inteligencia venezolana con miembros del crimen organizado de Colombia. Guaidó posó con dos líderes de Los Rastrojos, que controla las rutas de tráfico hacia Venezuela. Estas rutas se utilizan para el contrabando de gasolina ilícita, el tráfico de drogas y el tráfico de esclavos violados. Integrantes del grupo del crimen organizado Los Rastrojos condujeron a Juan Guaidó desde la frontera de San Cristóbal hasta Agua Clara, donde lo esperaba el helicóptero de Iván Duque. Juan Guaidó fue transportado al presidente Iván Duque para asistir a un concierto organizado por el multimillonario británico Richard Branson. Branson está vinculado a los traficantes de personas Peter Nygard, Keith Raniere, Clare Bronfman Jeffrey Epstein. Luego de que se revelara el viaje de Juan Guaidó con narcos colombianos para encontrarse con Iván Duque, se cometieron dos masacres en Agua Clara. Una de las masacres mató a los padres de uno de los Narcos involucrados en el operativo Guaidó. Un grupo de extrema derecha pro-Duque llamado "Águilas Negras" aterrorizó posteriormente a los habitantes de Agua Clara y a los que les dijeron, "estamos haciendo una limpieza". La policía de Colombia confirmó los vínculos entre Juan Guaidó y el grupo del crimen organizado Los Rastrojos. La operación permitió a Guaidó reunirse con inteligencia estadounidense y coordinar una operación para intentar debilitar a Nicolás Maduro. El exasesor de Seguridad Nacional John Bolton, el ex embajador de Estados Unidos Kevin Whitaker y el canciller colombiano Carlos Holmes Trujillo coordinaron con Guaidó y Duque. La operación fallida hirió a cientos de personas y llevó a Venezuela a cerrar la frontera y romper todos los lazos diplomáticos con Estados Unidos y Colombia.

Duque y las protestas 2021

En abril de 2021, estallaron protestas en toda Colombia contra los aumentos de impuestos que habrían afectado directamente a las personas más vulnerables del país. La propuesta de alza de impuestos se produjo en medio de la mortal pandemia de COVID19 que el presidente Duque manejó completamente mal y cuya respuesta él y su gobierno son los únicos responsables de sabotear. Las manifestaciones de 2021 en Colombia son la culminación de una serie de temas en torno a la presidencia de Iván Duque como el crimen organizado, la impunidad, la incompetencia y una política pública que prioriza los intereses de los ricos sobre los de la ciudadanía en general. Bajo Duque, la tasa de pobreza de Colombia aumentó más del 42 por ciento, ya que gastó US $ 9.2 mil millones en el ejército en 2020 en medio de la pandemia Covid-19. Mientras Duque llenaba los bolsillos de los contratistas y el crimen organizado cerca de su gobierno, los hospitales de Colombia luchaban, a menudo sin las necesidades básicas y el equipo de protección personal en áreas clave. El gasto militar representa el 3,4 por ciento del PIB, más alto que el promedio mundial del 2,4 por ciento. La pandemia de Covid-19 en Colombia se ha cobrado hasta ahora más de 75.000 vidas, y las muertes diarias aumentan. A eso se suma la violencia policial y militar contra la población civil, al igual que las masacres estatales. El número de personas que viven en la pobreza extrema creció en 2,8 millones de personas en 2020 en medio de bloqueos por coronavirus que exacerbaron las desigualdades profundamente arraigadas en el país. En respuesta a las crecientes protestas, Iván Duque ha optado por declarar la guerra a civiles desarmados, refiriéndose a ellos como "terroristas" y "vándalos", para justificar los abusos de derechos humanos bajo su mando. Llamar a los manifestantes "vándalos" o "terroristas" es una terminología de propaganda conocida internacionalmente que utilizan los gobiernos autoritarios que se preparan o están en proceso de cometer crímenes contra la humanidad. El gobierno de Duque ha participado en un uso excesivo e innecesario de la fuerza contra una población civil desarmada. Tropas y policías colombianos bajo su autoridad asesinaron, torturaron, violaron e hirieron a decenas. Sometieron a cientos de personas a detenciones arbitrarias, mientras que otras han desaparecido.

For updates on Ivan Duque follow Spooky Connections at @Spookygraphs or visit https://www.spookyconnections.com/Ivan-Duque